Ya son cuatro años

Ya son cuatro años

Primera Jornada de la cuarta temporada del MAD y da mucho gusto poder decir que después de ese tiempo, empezamos liga en las competiciones de 1ª Regional masculina y en 3ª Regional masculina y femenina; se ha llegado a la máxima categoría regional con el primer equipo y se ha entrado en competición federativa en categoría femenina, creo que es un bagaje muy positivo a los primeros cuatro años de la gestión de la directiva del equipo. Lo que nació como un proyecto ilusionante se ha hecho realidad. Si a esto se le añade la magnífica acogida que estamos teniendo este año con la escuela no podemos estar más contentos. Ahora hay que refrendar con los resultados y el juego los éxitos como entidad.

Y para eso empezamos el pasado sábado a las 12.45 h en Primera Regional enfrentándonos al equipo B de un ilustre como el CRC de Pozuelo. El pasado año mantuvo la categoría con el excelente nivel de la misma sin problemas y este año no puede ser menos de forma que el partido tenía que ser divertido. 

El MAD ha hecho una pretemporada corta, intensa, pero con resultados no demasiado buenos,  aunque los partidos disputados han dado a Manolo Olivares una idea muy clara de quiénes van a ser los que van a disputar esta complicadísima liga. Han vuelto a casa jugadores como Balbín al completo, Buru, Toti, Hugo, Granda, Fer y debutaban con nosotros Pedrito, Noé, Corcho y Marco.

La formación fue la siguiente:

La primera parte transcurrió de forma impecable por parte de los visitantes, con un pletórico paquete de delanteros y con Buru y Balbín haciendo diabluras. Así se consiguieron los primeros ensayos de la temporada obra de Buru, Noé y Edu, refrendados por los pies del “cañonero de Bath” que adelantó al equipo a los pocos minutos de empezar con una transformación de golpe esquinado.

El CRC ejercía buena presión en las fases estáticas y se adelantaba a los receptores en las touch, complicando mucho más de lo necesario el juego rayado, pero la excelente defensa de éstos propició que durante el primer tiempo sólo se anotaran puntos locales por golpes de castigo, excelentemente ejecutados por su pateador.

La segunda mitad tuvo dos fases, la primera de caraja de los visitantes; un ensayo de Javi Lorenzo, con todo el maul encima, dio paso a un rato de dominio local con la consecución del primero de sus ensayos. Un excelente drop de Balbín ilusionaba a la grada, plagada de osos y osas que acudieron al debut en 1ª del equipo, pero los locales habían tomado aire; en el 65 conseguían otro ensayo y el marcador se acercaba. No es la razón pero sí se dio la coincidencia de la lesión de Gorriti, el cambio por Fer y la lesión del mismo Fer, nada más salir, en esos minutos.

Menos mal que Tabernero, excelente, provocó un ensayo de castigo al escaparse de todos cuantos les salieron al paso, menos de uno, que le quitó el balón, en falta, de ahí el ensayo de castigo, pero que no le quitó la adjudicación de Encarni durante al menos una semana.

El CRC no cejó en su empeño de conseguir puntos y de nuevo penetraron en la línea defensiva del MAD hasta en dos ocasiones de forma que obtuvieron un punto bonus muy merecido.

Por su parte el MAD también cerró la contienda con otro ensayo, esta vez de Barti en un “aclarado” de Proteico que puso en bandeja el balón para que el renacido talonador consiguiera el punto 49 del equipo y Balbín los dos siguientes para dejar el resultado en un 32-51 que ilusiona de cara a lo que va a ser una temporada dura de narices, y si no, que se lo pregunten a Fer.

El equipo de Tercera inició su andadura contra uno de las escuadras que más nos gustaron el pasado año y que seguro serán uno de los cocos de la categoría, Jabatos de Móstoles

Aunque pusieron todo de su parte, el equipo granate poco pudo hacer frente a un grupo muy cohesionado que llevan muchas horas jugando juntos. El MAD sólo llevaba unas cuantas, por las múltiples incorporaciones; tal es el caso de Alvarón, Fleki, Ever, Pedrero, Gabi, Pepe y Goico

La formación fue la siguiente:

Durante muchos minutos se plantó cara y se llegó a 22 contraria, más por la actitud de todos que por el buen juego. Este grupo no sé qué tiene, pero el que juega aquí se parte el alma. Pero la experiencia y la paciencia de los rayados visitantes les permitió conseguir el primer ensayo. 

No se vinieron abajo los chicos de Boadilla y Juanitín seguía mandando y llevando al equipo hacia arriba. Veinte minutos siguieron aguantando a los vistantes y poniéndoles en aprietos. A falta de cinco minutos,  Jabatos consigue su segundo ensayo y la transformación de un golpe que llevaba al 0 – 13 en el marcador con el que finalizó la primera parte.

Escaso rédito de los mostoleños que iba a servirles de acicate para empezar como una apisonadora la segunda mitad. 

En la última jugada del primer tiempo fue expulsado Juanitín y una carencia así, de un jugador que vale para todo, no es fácil de asumir y nos cayeron 3 ensayos. La vuelta de la equidad numérica provocó la sujeción de las vías de agua que se habían abierto en estos minutos y se mantuvo el tipo hasta la expulsión de Papi por placaje alto en el minuto 70. De ahí al final ya el equipo fue un coladero, hasta recibir el correctivo de 0-58, merecido en cuanto al juego pero con una actitud frente al deporte ejemplar por parte de los osos.

Algunos dictaron sentencia al MAD en los foros allá por el año 2016 manteniendo que el proyecto MAD era un grupo de amiguetes que montaban un tinglado para pasárselo bien en los terceros tiempos y alterar el “status quo” del rugby madrileño que se llevaba de maravilla por aquel entonces y el paso del tiempo demuestra, que, sí  es un grupo de amigos, que sí se lo pasa fenómeno en los terceros tiempos y que sí pretende revolucionar el rugby de Madrid pero sólo por aportar su grano de arena como uno más,  desde la seriedad, deportividad y sobre todo desde la ilusión. Ya no es para un rato, ya son cuatro años. 

Be MAD!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.