Despedida más que crónica

Despedida más que crónica

Había una razón para no escribir la crónica tras la semana anterior cuando el equipo A perdió con el Tasman en la segunda edición del derbi local, ganó el B en casa del San Isidro y las chicas dieron una lección de pundonor aunque perdieron en Hortaleza.

Si el estado de ánimo no acompaña, las palabras, las interpretaciones, los análisis no salen y en un mundo no profesional donde todo se hace por gusto es aún más difícil. Todos sabíamos el estado de salud de nuestro amigo Marcos y aunque ha sido un camino terriblemente largo, siempre había una palabra de ánimo, un consejo, un mensaje alentador por su parte; el viernes anterior al partido del Tasman no hubo contestación ni mensaje de apoyo; eso no era normal. Supe que se estaba apagando y pese a todo, sus últimas palabras el jueves fueron, “dales mucho ánimo a los chicos”.

Hasta el pitido final, fue Panzas en estado puro. Animoso, vehemente, caritativo, protector, docente,  y preocupado por todo lo que pudiera ser necesario para el grupo, la familia, el equipo.

Ha dejado mucha huella en los jugadores a los que entrenó, a los que acompañó o a los que animó y especialmente lo ha hecho en un grupo de compañeros de banda, a lo largo de muchos años, a los que siempre buscó mantener en esa unidad que da la MADurez.

Gracias por hacernos más bonito el espectáculo deportivo del rugby, gracias por provocar las reuniones de los MADuros y gracias en definitiva por hacernos partícipes de tu bonhomía.

Este fin de semana hemos intentado aprovechar para dedicarle las mejores galas de su penúltimo equipo, así en Puerta de Hierro se guardó un minuto de silencio en los partidos del A y del femenino que cosecharon sendas y emotivas victorias. 

Se ha ido uno de los nuestros y uno muy especial ya que ha sido artífice en gran medida de lo que ahora es el MAD. No en vano, cuando supo de la posibilidad de volver a ver juntos a muchos jugadores pudiendo vestir la misma camiseta tras haber pasado varios años en el descanso o defendiendo diferentes colores se emocionó y de qué manera, formando parte activa del proyecto desde el minuto uno.

Seguro que organizará algo donde muchas almas rugbísticas permanecen para que el rugby juegue también su liga celestial. Descanse en Paz.

Tags:
1Comment
  • La temporada ya ha terminado - MAD Rugby
    Posted at 22:48h, 02 junio Responder

    […] hemos perdido en el camino a una gran persona, a un gran amigo y a una de las almas mater del MAD. Se nos ha ido Marcos Alonso “PANZAS” y eso no va a tener solución. Si este año ha sido un éxito, que vaya para él. Se lo […]

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.