De oídas

MAD Rugby Boadilla

De oídas

El sábado este juntaletras estaba destacado en el ojo del huracán o en el epicentro del temporal Félix, allá por las esquilmadas costas gaditanas. Por ello, lo que voy a poner hoy en la crónica es de oídas. Pido disculpas por las inexactitudes que serán de todo pelaje.

El resultado final son dos victorias que llevan al primer equipo a la clasificación matemática entre los cuatro primeros de la liga de permanencia para los equipos procedentes de 2ªA y de ascenso para los equipos procedentes de 2ªB. En resumen, que ya se puede decir que somos equipo de 2ªA. 

Y en lo que se refiere al segundo equipo, la victoria del sábado nos coloca 3ºs y  supone que volvamos a disponer de todas las opciones de jugar por el ascenso a 2ªB.

Industriales C   0 – 31 Mad Rugby Boadilla

Cantarranas, ha vuelto por sus fueros; se ha desplazado a Las Rozas y… Ah, no, que es el campo del Cantizal, que tiene el mismo drenaje que una pecera estanca. ¡¡¡Madre mía!!!

Las fotos y los vídeos que nos llegan del encuentro ponen de manifiesto que el charco de 100 x 70 m, escondía un campo de hierba artificial debajo.

Los chicos de Bárcenas iban justitos, 15 y en frente estaba el equipo que en la última jornada de la liga regular puso en aprietos muchos minutos a los osos. Pero el sábado, era el día de la épica; era el día de firmar una página en la historia del equipo MAD. La razón, las condiciones del día, la lesión de Fer, nuestro talonador en el minuto 20, el terreno, etc. Todo hacía que, o se daba un golpe en la mesa o nos llevábamos la tercera y definitiva derrota en el grupo. Me cuentan que los osos redoblaban esfuerzos para mantener el balón; jugaban juntos, cerca, arriesgando poco en los pases y aprovechando la velocidad de los jugadores,  aun en el charco profundo, para ir anotando uno a uno hasta cinco ensayos por ninguno del contrario. El resultado sólo está al alcance de héroes, sin repuesto, sin posibilidad de cambio y con el cuerpo maltrecho. Nos quitamos el sombrero con ellos y con el 0-31 final.

Las letras del soneto épico fueron:

XV del MAD Rugby Boadilla vs Industriales Rugby Las Rozas C

Mad Rugby Boadilla  135 – 5 San Isidro 

El campo del Polideportivo de Boadilla fue generoso y con el cesped recién cambiado no ofreció más que un campo excelente y clausura de la lluvia con el pitido inicial.

El partido duró, parece ser, 80 minutos, el juego no se si tanto y puesto en el campo por sólo un equipo. En frente,  energía, oficio y presencia pero, según me cuentan, a mucha distancia del nivel real que tienen y atesoran. La temporada es larga y no siempre salen las cosas bien.

Los osos, a lo suyo, intentando meter todo lo que se les pone cerca y consiguiéndolo en 21 ocasiones, aunque Mike, dio tregua y sólo acertó 14 veces.

Partido sin historia salvo un desagradable incidente entre los jugadores al final, que decora innecesariamente al encuentro de un sabor amargo. Al final el jugador del MAD implicado pidió disculpas al adversario y al club por su comportamiento inadecuado. El club siente lo sucedido y hará lo necesario para que no vuelva a pasar.

Los que disfrutaron del “no demasiado mal tiempo” fueron:

XV MAD Rugby Boadilla vs San Isidro Rugby

Lo mejor del partido la probatura de jugadores en posiciones no habituales y saber que ya estamos en el escalón de más arriba. Objetivo conseguido.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.