Cuatro golpes son casi dos ensayos

Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte

Cuatro golpes son casi dos ensayos

CUATRO GOLPES SON CASI DOS ENSAYOS

Segunda jornada y empiezan las novedades de esta temporada:

  • Primer viaje en autobús del segundo equipo  que fue hasta Aranda de Duero.
  • Debut en casa de primer equipo en un derbi local.
  • Debut de las chicas en la liga de tercera regional. Ya juegan a XV y la convocatoria se hizo hasta con cambios. ¡¡¡La pera!!! 

Por orden de intervención el equipo de 3ª fue hasta Aranda donde les esperaban los extraordinarios jugadores del equipo local que no nos pudieron atender mejor, todo lo contrario que la Federación que no designó árbitro para el evento. Una chapuza inconmensurable que habrá que solucionarse antes de que los equipos tengan un cabreo de narices y con toda la razón, porque se pagan muchos € para poder jugar. El partido no tuvo historia, 27-27 y un fantástico tercer tiempo que mereció la pena el madrugón.

Jugaron:

A las 20:00 h el Polideportivo de Boadilla volvió a poner el “no hay billetes” para ver un partido de rugby local, donde se daban cita muchos amigos y familiares repartidos entre ambos equipos. La rivalidad no pasa de ser eso una rivalidad local, pero siempre hay alguien que la entiende como rivalidad personal, y da la nota; menos mal que como eso es la inmensa minoría, el partido transcurrió por los cauces más deportivos. La igualdad en el marcador era constante y pese a que los rayados del MAD se adelantaban los voluntariosos jugadores visitantes sabían reponerse e igualar el marcador. 

Jauma ejerció la capitanía consiguiendo los dos primeros ensayos del MAD pero el Tasman no perdía la cara y aunque sin ofrecer demasiado, consiguió empatar el encuentro. 

El juego era del MAD, la presión daba sus frutos pero a la hora de terminar, los errores individuales, propios del momento de la temporada, impedían la obtención de más puntos. 

El descanso llegó con tensión en el campo y en la grada por la incertidumbre del resultado.

En la reanudación el MAD asentó sus poderes y Edu, formidable, anotaba el tercero, esta vez sí secundado por el pie de Íñigo, que encontró el toque de balón adecuado y a partir de ahí no volvió a errar.  Así casi de inmediato distanciaba en tres puntos más a los suyos al transformar un golpe de castigo.

La tónica era de dominio casi absoluto de los locales frente a un equipo jovencísimo que lucha denodadamente y que por su calidad, siempre está vivo. 

Los minutos pasaban y el resultado seguía siendo incierto. En un ataque de múltiples oleadas, Pedrito engañó a todos y consiguió el cuarto ensayo que daba el bonus a los Osos.

Y a partir de ahí, el equipo se relajó algo más, se dio descanso a algunos jugadores y el partido continuó con la lucha entre Íñigo y el Tasman.

En rugby hay muchas formas de ganar, a base de ensayos, unos más bonitos y otros menos, y a base de patear golpes a palos. Alguien puede pensar que conseguir sólo 3 puntos al meter la pelotita entre los palitos es un desdoro y un acto de poca fe, cuando existe la posibilidad de seguir empujando, placando y esforzándote, en aras a conseguir un ensayo, con todas las posibilidades abiertas de conseguirlo… o de comerte los mocos.

Meter la pelota entre palos ha hecho que jugadores como el inglés Wilkinson, el irlandés O’Gara, o el MADurito Miguel Giménez Sánchez, sean de fama mundial; bien,  pues Íñigo también lo es y entrena y se esfuerza para ello. 

Se dice que si en ataque se llega a la línea de 22, hay que salir con puntos. Si en un golpe favorable, en lugar de pedir melé, golpear a touch o sacar rápido se eligen los lanzamientos a palos, se pueden obtener 3 puntos y en caso de no hacerlo, el equipo contrario te entrega el balón al sacar de 22. Así que, si el capitán toma la opción de patear a palos, no es que esté sólo en su perfecto derecho, sino que hace muy bien, y nadie como Íñigo va a asegurar unos puntos que son necesarios para el devenir del equipo en la liga

Interpretar que eso es no querer jugar al rugby es, cuando menos,  una memez. 

Dicho lo cual, a partir de conseguir el bonus de los cuatro ensayos se economizaron fuerzas y se pasó a ganar el partido. Íñigo, excelente, convirtió los tres golpes de castigo que hacían llegar el tanteo a 36 para el MAD y el equipo visitante hizo su trabajo llevándose un bonus ofensivo y consiguiendo los 22 que son buen rédito para lo ofertado.

Y aquí paz y después gloria, que creo que fue lo que se comieron y bebieron todos los participantes en un distendido,  cariñoso y familiar tercer tiempo, como no podía ser de otra manera.

Jugaron:

MAD Rugby Boadilla Femenino

Un nuevo hito en la historia del MAD aconteció el domingo, 6 de octubre de 2019. A raíz del resultado, victoria local para las jugadoras de San Isidro – Aeronáuticos por 46 – 7, nuestras jugadoras salieron al con la ilusión de un equipo que ha crecido exponencialmente tanto en número como en juego, y con varias debutantes en el deporte oval.

Se nota que aún estamos cogiendo ritmo y los ruck nos hicieron sufrir bastante. Tampoco supimos sacar ventaja de nuestras melés.

No obstante, y aunque no desplegamos nuestro mejor juego, seguimos haciendo historia, al ser el primer equipo de rugby femenino de Boadilla del Monte.

Aquí el vídeo del primer ensayo del MAD Rugby Boadilla Femenino en la Liga de 3ª de la Federación de Rugby de Madrid.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.