Mañanitas de niebla… tardecitas de paseo

Mañanitas de niebla… tardecitas de paseo

Mañanitas de niebla… tardecitas de paseo

Amaneció el día pasado por puré de guisantes al estilo londinense y parafraseando al refrán, si la mañana es de niebla la tarde es de paseo y claro uno piensa… ¿El paseo será en el partido? ¿Será tan fácil la cosa? Pues no, nada más lejos de la realidad. Eso y el resultado.

El equipo de Jabatos de Móstoles, presenta un conjunto de jugadores que son ordenados disciplinados, buenos placadores, rápidos y honestos en su trabajo. No en vano, sólo perdieron dos partidos durante la primera fase y vapulearon en muchos partidos perdiendo sólo dos por la mínima y siendo el equipo con menos ensayos en contra (sólo 8) en toda la liga. Eso indicaba que el equipo adversario del Domingo era cualquier cosa menos un equipo fácil.

Jabatos de Móstoles vs Preventia MAD Rugby Boadilla

El encuentro empezó con sorpresa ante el espectáculo grotesco de un partido de juveniles o cadetes de futbol que acabó a tortas entre jugadores, público, etc. ¡Qué necesidad! Los que venían después, que se iban a partir las costillas en el césped, les miraban con los ojos a cuadros mientras se iban a hacer el calentamiento. En fin.

Ya en el partido, las cosas tardaron en ponerse de cara y el primer punto pudo caer del lado de los mostoleños por medio de la transformación de un golpe de castigo centrado pero a más de 30 metros que su pateador no consiguió transformar.

La línea del Preventia  MAD andaba un pelín dubitativa después de la ensalada de fallos del pasado fin de semana ante Rugby Avila, pero algo hacía pensar en que no iba a ser igual. Los balones se recuperaban rápido y pronto una genial combinación de Adrien y Bob, permitió al primero conseguir un gran ensayo bajo palos que la patada del galo puso el marcador en 7-0.

Jabatos de Móstoles vs Preventia MAD Rugby Boadilla

Siguió la primera parte con un juego primoroso de los locales, que, sin cometer fallo, iban encadenando un ensayo con otro, tanto de delantera, como de la línea, con pases con el pie, a la salida de melé, tras un touch, etc. Así hasta ocho veces (Bob, Chino, Valero, Jon, Bob, Adrien y Borja) el Preventia MAD sobrepasó la línea de ensayo contraria. Pero siendo justos, los ensayos no caían por demérito de los Jabatos, ellos pusieron todo en el campo, pero cuando estos chicos les da por jugar, juegan  y mucho.

La segunda mitad comenzó con cinco minutos de parón. Que si ponte así, que si ponte asá, que si no empujes ahora, que sí empujas ahora, o lo que sea que se contaran en la formación y repetición exasperante de tres melés que tardaron en jugarse más que un partido de Nadal – por cierto un triple Hurra por nuestro mejor deportista tanto cuando gana como cuando pierde -.

Así hasta un golpe de castigo en el minuto 6, por hablar… jeje… Desde ahí y durante bastantes minutos se notó algo más de dominio del balón por parte de los visitantes, sin llegar más allá de la línea de 22 pero presionando con ahínco la salida del balón de los MADosos. Balda, que sustituyó al “ÍCARO” Davor, fue un tormento para el equipo contrario… y para Canas, y llevó muchísimo peligro con grandes penetraciones que fueron culminadas tras varias oleadas por Álex, con unas manos de LOCTITE, hasta en tres ocasiones y Monty en un arreón suyo imparable.

Jabatos de Móstoles vs Preventia MAD Rugby Boadilla

A falta de unos quince minutos empezaron otra vez las imprecisiones, no en la misma medida que en Avila, pero que impidieron la consecución de más ensayos y propiciaron la entrega del balón, por golpes y avanes, innecesarios. Eso deslució algo el encuentro, pero Petrini acabó con la sequía tras saque de golpe rápido de Javi, marca propia, en la última jugada.

El resultado, 83-0 no indica el buen juego llevado a cabo por los dos equipos y los minutos finales no deberían desbaratar lo realizado en el resto del partido por los locales, que, desde mi punto de vista, hicieron el mejor de los partidos jugados hasta la fecha.

En resumen un partido entretenido, con jugadas muy bonitas, con la confirmación de que este deporte es especial. El ejemplo un grito realizado por uno de los jugadores de Jabatos que habiendo recibido un ensayo, que suponía ya mucha distancia en el marcador, decía, ¡Vamos  arriba, corriendo, que esto es rugby! Y que verdad más grande, da igual cómo vayas, cómo sufras o cómo disfrutes pero siempre, siempre, hay que levantarse corriendo para seguir jugando.

A destacar, la coordinación de los jugadores en la distribución del balón, a veces de forma espectacular.

La nota negativa, la birriosa luz con la que se tuvo que jugar, tardecitas de paseo, tardecitas de paseo… pero al sol.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.